Google+ Followers

23 de febrero de 2013



EROS Y TÁNATOS

Eros y Tánatos luchan cada día
en la suave penumbra de la alcoba,
el estremecimiento de la muerte
y la agonía dulce de la cópula.

A través de la luz del arco iris
o en las profundidades de la tierra
transitan de la mano los gritos y el silencio,
la última decadencia y el principio.
Buscan el punto que une los opuestos.

Impaciencia feroz entre estertores
por hallar esa puerta que da entrada
al otro lado del espejo,
al esquivo misterio,
a la disolución del pensamiento,
a un no-ser sin un límite o medida.

La carne
una carrera hacia la muerte.
La muerte
el libre acceso de la Vida. 

A PILAR BARDEM Hay pilares de mármol menos sólidos que ella, fontanas menos limpias, y vanguardias que quedan trasnochadas cu...