Entradas

Mostrando entradas de mayo 17, 2015
Imagen
MADRID NO ERA UNA FIESTA





Lo peor no es perder la memoria sino que mi pasado no se acuerde de mí. (Luís García Montero)

Madrid no era una fiesta, era herida sangrante
que el paso de los años no había cicatrizado. Las casas conservaban las huellas de las bombas y espectros caminaban de la casa al trabajo, del trabajo a la casa, en un silencio desesperanzado.
Madrid no era una fiesta y aún se lamentaban las luchas desiguales entre hermanos. Se evocaban las horas congeladas, hambrientas, y el temor a la muerte rondando los portales.
Madrid no era una fiesta, era herida sangrante, no era ciudad de triunfos, ni de risa o limosnas. Madrid era un lugar de injusticias y hambre, de pérdidas, mutismo, de miedo y amenazas.
Era triste el camino que llevaba al colegio, eran días oscuros como boca de lobo, era el frío agarrado a unos pasos pequeños, pero nada importaba pues lucía la niña entre sus manos la hucha más hermosa del colegio.
Pedía la pequeña alegre por el Domund, exhibiendo la testa de un indio con penacho.