Google+ Followers

20 de septiembre de 2014


GRITÉ TU NOMBRE



Grité tu nombre
 y me contestó el aire.
No te entiendo, me dijo.

Grité tu nombre
 y una estrella me susurró al oído:
No conozco a quien llamas.

Grité tu nombre
 y el agua me empapó sin responderme.

Grité tu nombre
 y la noche amaneció de pronto por no oírme.

Ya no grito. He callado.
Ya dejé de buscarte.



EN LOS DÍAS SOMBRÍOS DE MI INFANCIA Se enredaban las coplas en la ropa tendida y se mezclaban gritos en lo alto del patio. ...