Google+ Followers

4 de febrero de 2015

RENACIMIENTO


Todo está consumado, resonó en el espacio,
y como a vuelapluma en un último instante
intentó transcribir un pasado olvidado.
Y así sencillamente, paso a paso,
fue inventando su vida de recuerdo en recuerdo.

Recordó que había amado
y que en algún momento no fingió la alegría.
Borró su cobardía y su pereza,
maldijo como entonces las ausencias,
culpó a la mala suerte un sin fin de tropiezos
y al desamor de aquél su desengaño.

Se dispuso a marchar
sin deudas que saldar ni expresas despedidas.
Se fue calladamente, sin miedo o sobresalto,
ansiando descubrir qué había al otro lado.
Y como un neonato, con los ojos abiertos,

supo que era preciso comenzar otra vez.

Desde el principio.