1 de julio de 2013

EN BUSCA DEL SENTIDO

En ocasiones, el ser atribulado
proviene de un pasado luminoso.

Quizá por triturar la simetría
del sueño de la esencia,
que congrega posibles e imposibles,
retuerce el recorrido primigenio
que contiene un futuro perfecto.

Y abandona el sentido,
extraviado por oscuros y sucios vericuetos,
buscando algún atajo que logre devolverlo
a aquel origen de su biografía.

E inventa nuevas vidas
y se sumerge en nuevas experiencias:
eventos, posesiones, fatales vaticinios,
pues si la simetría no se rompe,
                                        eso él sostiene,
todo es muy aburrido.

Y buscando se encuentra 
con la angustia inexorable
agazapada en la esquina del tiempo,
pues solo en lo profundo se esconde la respuesta
que proporciona paz al sinsentido.

Yo dejé de soñar futuros fabulosos
y renuncié a bucear en el pasado.
Prefiero residir en el presente
y dejarme mecer entre los brazos
del Amor que me envuelve
con la tranquilidad de un ser
                                        recién nacido.