Google+ Followers

6 de julio de 2013

sueños



SUEÑOS

Encerrada en pasados oníricos,
intento abrir de par en par las cristaleras
de lo que muchos denominan vigilia,
a pesar de decirnos el poeta que la vida era sueño.

Contemplo sin defensa en el alfeizar
al ave que traslada mis fragmentos.
Picotea incansable momentos venturosos
y vomita tragedias que deglutir no puede.

Y me rompe
y divide
y me desarticula
como a un pobre muñeco de ventrílocuo.

Brillan entre su pico las escenas
de una niñez negada de forma voluntaria,
sombrío resbalar de lluvia en los cristales
y de gritos, de llantos y de grises jornadas
al amor insensible de un brasero apagado.

Pero el goloso pájaro
paladea a la vez arrebatados besos,
húmedas madrugadas,
y manjares servidos en cuencos de esperanza.

Y trasiega caricias y risas infantiles
y encuentros que abren puertas a mundos imposibles,
un sin fin de momentos mudados en alpiste,
convertidos en humo.

Luego vuela despacio, empachado de vida.
Convertida me deja en cáscara vacía,
y al fin sin equipajes, en la exclusiva esencia,
vuelvo a hundirme otra vez
en la alucinación del día a día.





EN LOS DÍAS SOMBRÍOS DE MI INFANCIA Se enredaban las coplas en la ropa tendida y se mezclaban gritos en lo alto del patio. ...