Google+ Followers

4 de abril de 2013




AL PRINCIPIO YO FUI

Al principio yo fui un almohadón de miraguano.
¿Cómo se va a llamar?
preguntaban algunos,
poniéndole la mano en la barriga.
Y ella, en tenue susurro, pronunciaba
mi nombre,
un poco avergonzada,
porque nunca se ha visto
que algún cojín tuviera identidad.
Y mientras en las sombras yo esperaba impaciente
sin saber ni siquiera que había llegado al mundo.
La Vida es caprichosa y no atiende a razones.
Tal vez en el futuro yo estaba destinada
a servir de reposo
para mentes borradas, sumergidas
en el tenaz olvido de uno mismo.





EN LOS DÍAS SOMBRÍOS DE MI INFANCIA Se enredaban las coplas en la ropa tendida y se mezclaban gritos en lo alto del patio. ...