SECRETA VISITANTE


         Secreta visitante, oculta entre las alas de la noche,

          las saetas doradas se colocan y anuncian tu llegada.

No conozco tu rostro y ya es eterno,

no he oído tu voz y entona el más armónico aleluya,

tu sonrisa es un arco de delicias

y tus brazos abarcan todo el orbe desde un lecho de plata.

 

Tu aroma de inocencia inunda los rincones del abuso

y las torres repletas de cálculos mohosos

se deshacen por las alcantarillas polvorientas.

Los negros ascensores,

que descienden veloces al fondo del averno,

 sepultan a las sierpes y parásitos bípedos.

Depósitos de odio explotan en burbujas

y circulan por la fraterna senda del cariño

que borra de impurezas los confines del tiempo.

 

Va saliendo la aurora que anuncia un nuevo día.

Yo sé que Ellas te guardan.

 

 

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog