14 de diciembre de 2018


LA ESPERANZA

Abrió de par en par las puertas de la vida
 hace apenas un año.
Y enjugó nuestras lágrimas antiguas
y sosegó inquietudes
y creció la esperanza,
y un concierto de besos
desperezó al futuro dormido en la cuna del cosmos.
Su rostro ya latía en el anhelo
de estrellas al exilio en la galaxia.
La promesa fue alba
y el sol se arrodilló nada más verla. 

El mundo se derrumba y ella avanza. 
La miseria se extiende 
y en sus pupilas se adivina el cielo.

Los malvados maquinan crueldades 
y el amor se derrama en su sonrisa. 
Hay naufragios sin cuenta 
y su barca aletea en cúspides de espuma. 

La existencia es la suma de fuerzas contrapuestas,
pero a veces la luz refulge tanto 
que las sombras escapan.