Google+ Followers

14 de junio de 2016

EL DOBLE


El mal y el bien se alternan en mi alma
como un mayo voluble, juguete de los vientos.
Puedo ser hada buena que transforma
calabaza en carroza,
o una bruja perversa y rencorosa
que muda en alimaña la germinal belleza.

Puedes sacar de mí estrellas en un cielo de tormenta,
rosas de té en medio de las nieves
o versos que truqué de la chistera de un mago descuidado.
Pero también puedo exhalar azufre,
y marchitar las rosas con su efluvio
y apagar con mis truenos la cadencia más tierna de una nana.

Jekill y Hyde se alternan incansables
en la concisa anécdota de una biografía.
Somos solo respuesta, rechazos, armonía,
ángeles o demonios, reacciones fortuitas  

antes de disolvernos para siempre al paso de los días.  

A PILAR BARDEM Hay pilares de mármol menos sólidos que ella, fontanas menos limpias, y vanguardias que quedan trasnochadas cu...