5 de enero de 2016

ENCRUCIJADAS


           


            Recuerdo escenarios por los que he transitado y a los que vuelvo con frecuencia en mis sueños. Lugares imposibles, ocultos en mi mente, que en muchas ocasiones parecen más reales que el sitio en donde vivo. Amores malogrados en un primer intento o seres que han pasado al otro lado con excesiva prisa me han hecho también hueco en sesiones oníricas. Me muevo libremente en vidas paralelas, que jamás se entrelazan, y que me convierten en un caleidoscopio de mí misma. No sé con cual quedarme de esas existencias. Supongo que si yerro en la elección, puede ser que me eclipse para siempre.