Google+ Followers

16 de febrero de 2015



LA ETERNIDAD


Cuando la eternidad se vuelca en un instante
mana el perdón desde los manantiales
y vuelan por el aire sonrisas infantiles.

Cuando la eternidad se vuelca en un instante
los almendros palidecen de envidia,
la lluvia de verano suena a Tocata y Fuga
y vuelve a florecer el rosal moribundo.

Cuando la eternidad se vuelca en un instante
la luz llena tus ojos de pureza
y el silencio de la nieve te envuelve.

Cuando la eternidad se vuelca en un instante
se abren de par en par las puertas de tu casa,
salen a recibirte los arcángeles

y te ciñen los brazos de tu amante.