Google+ Followers

9 de junio de 2015



PLEGARIA




Tú que esperas ahora a la orilla del río
donde las ranas danzan al calor de la lumbre,
tú que tiñes de rosa las tristes madrugadas
de los niños no natos,
tú que lanzas "tequieros" con esa voz tan dulce
y atraviesas tinieblas que rodean el alma,

sigue tú iluminando recodos del camino
para que no me pierda por las selvas inhóspitas.
Y a ritmo de campanas que anuncian la llegada
del ángel que libera del dolor y del miedo
derrama en mi cabeza el agua del Jordán
que limpia la memoria de ideas moribundas.






EN LOS DÍAS SOMBRÍOS DE MI INFANCIA Se enredaban las coplas en la ropa tendida y se mezclaban gritos en lo alto del patio. ...