Entradas

Mostrando entradas de abril 14, 2013
Imagen
¿Esos personajes que salen tanto en los medios habrán leído esto?

"He visto fracasar varios intentos
de conquistar y manipular el mundo.
El mundo pertenece al espíritu,
por lo tanto, no debe ser manipulado.
Quien lo manipula, lo corrompe,
quien pretende conservarlo, lo pierde.
Las cosas, ora preceden, ora siguen. 
Algunas son como un soplo cálido,
otras, como un viento frío.
Las cosas, ora son fuertes, ora débiles,
ora flotan, ora se hunden.
Por eso, el Sabio evita
todo exceso de cantidad,
todo exceso de medida
y todo exceso de forma".

TAO TE KING


Imagen
EL TAO
Fui en busca de la Muerte y apareció la Vida. No me encontré con cráneos ni guadañas con que nos asustaron desde épocas remotas. Solo hallé verdes prados y tranquilos arroyos cual cantaba David en uno de sus salmos. Tampoco había infierno, ni purgatorio o cielo. Nadie tocaba cítaras ni tañía arpa alguna, pero al viento elevaba el silencio sus notas y el rostro me rozaron las alas de algún ángel. Entonces a mi oído llegó un dulce susurro: ¿Por qué vas tras la muerte si no hay fin ni principio, si todo lo que existe es tan solo el camino que conduce a la Vida?

Imagen
PERMANENCIA
En un rincón del alma o del espacio-tiempo, quién lo sabe, quedan aquellos besos escondidos. El sabor de sus labios en los tuyos, prometiendo delicias que nunca se cumplieron. Allí siguen sus ojos, empañados de lágrimas en vuestra despedida. Imaginarias lágrimas, quizá, 
que fueron arrastradas
por la corriente rápida del río de la vida. Y el aleteo dulce de su voz, camuflado en el lecho de tus células, sigue aún cautivándote, mintiendo, grabados para siempre sus ecos en las ondas.


AMOR

No has muerto, no.  Renaces, con las rosas, en cada primavera. Como la vida, tienes tus hojas secas; tienes tu nieve, como  la vida... Más tu tierra,  amor, está sembrada de profundas promesas, que han de cumplirse aun en el mismo olvido. ¡En vano es que no quieras! La brisa dulce, torna, un día al alma; una noche de estrellas, bajas, amor, a los sentidos, casto como la vez primera. ¡Pues eres puro, eres eterno! A tu presencia, vuelven por el azul, en blanco bando,  tiernas palomas que creímos muertas... Abres la sola flor con nuevas hojas... Doras la inmortal luz con lenguas nuevas... ¡Eres eterno, amor, como la primavera!

Juan Ramón Jiménez