8 de julio de 2013

La atención


LA ATENCIÓN







Amenaza la muerte a mis hortensias

si no las alimento con el agua.


Y si el amor les niego a mis congéneres

languidecen y enferman por mi olvido.


Cuando vuelvo la espalda a la empatía

corrompo el ideal de la justicia.

Y el camino que ignoro y no recorro

se pierde para siempre y no regresa.


Es mi atención lo que conforma el mundo.


Quizá mi distracción lo que lo borra.