Te has colado



TE HAS COLADO EN MIS SUEÑOS

Te has colado en mis sueños sin permiso.
No sé cómo llamarlo.
¿Atrevimiento? ¿Acoso? ¿Desvarío?
Como viento del sur, nocturno y húmedo,
me acaricias el rostro con expresión famélica
y en tus dedos te llevas una lágrima
como un triste trofeo.
¿En qué sima te escondes
que no puedo encontrarte en la vigilia?

¿Por qué te escondes como amante esquivo
si a las nubes me impulsas
cual criatura ingrávida?
Mas luego, al despertar,
vuelvo a reptar en tierra
y tú te desvaneces,
te borras,
te diluyes,
te eclipsas tras el sol como luna de estío.

Comentarios

Entradas populares de este blog