25 de abril de 2013


CRUELDAD

Es una crueldad
en jaulas encerrar la libertad.

Cortar las alas
del ser que en su aventura
llegar podría al cielo,
dinamitar el pensamiento a golpes
de la criatura que va a despegar,
es una crueldad.

Es una crueldad cegar los ojos
del invidente que pretende ver,
poner mordaza al grito,
veto a la risa,
o maniatar la mano que comparte el pan.

Es una crueldad
asfixiar ilusiones y acotar los caminos,
enumerar las almas,
uniformar las mentes
y envenenar el aire de insolidaridad.

                     Es cruel el vano intento de los hombres
   de ocultar a los otros la verdad.